Damnificados de Ayapel, un año de penurias y sin ayudas estatales

Los damnificados de este municipio se sienten abandonados por la falta de ayudas del Estado ante la crisis.


Ayapel. Las familias de Ayapel afectadas por las inundaciones propiciadas por el río Cauca tras la ruptura del jarillón en Cara de Gato completan un año con el agua a las rodillas y desde esa época no han visto una sola ayuda estatal.

César Contreras, habitante de la zona de Ayapel que está más cercana a la ciénaga y por ende propensa a inundaciones, relata que él y su familia han tenido que soportar malos olores de las aguas estancadas, plagas, mosquitos, enfermedades y lo peor de todo, sin la mano, solidaria del Gobierno Nacional

“Le pedimos al gobierno que nos colabore, que nos ayuden, se nos han dañado las viviendas, nosotros somos personas de bajos recursos que nos ganamos a duras penas el sustento diario”, dijo en tono de súplica el afectado.

Lea también  En marcha la audiencia pública ambiental por caso Loma Grande

La casa de Nevis Medina, otra de los miles de personas afectadas por esta emergencia, ha sufrido los rigores de las inundaciones, está agrietada con humedad por doquier, la mujer observa impotente como día a día se deteriora su poco patrimonio.

“Mi esposo que tenía el negocio aquí en la casa no ha podido trabajar porque todo está inundado, le tocó salir de aquí a pagar arriendo otro sitio y lo que estamos pidiendo es que nos ayuden”, apostilló.

los damnificados del municipio de Ayapel desde hace más de seis meses no reciben ayudas, el alcalde Isidro Vergara denunció que al parecer fueron vetados por el anterior Gobierno Nacional, debido a los fuertes cuestionamientos que hizo cuando la emergencia en Cara de Gato no pudo ser controlada.

Lea también  Córdoba pide presencia de la Policía Fiscal y Aduanera en lucha anti-contrabando


Join the Conversation

Join the Conversation