CVS inspeccionó afectaciones por mar de leva en zona costera

Fuertes oleajes de 2 metros azotaron las costas de Córdoba ante mar de leva, fenómeno podría reactivarse en el fin de semana.


Tras una visita técnica realizada por profesionales de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge (CVS) a los municipios de Moñitos, San Bernardo del Viento y San Antero en el departamento de Córdoba, se evidenciaron graves afectaciones en las zonas costeras de estas localidades producto del llamado «mar de leva».

Entre los principales efectos que pudieron constatar los funcionarios de la autoridad ambiental se encuentran retrocesos significativos en la línea de costa, así como imponentes oleajes que pueden alcanzar hasta aproximadamente 2 metros de alto.

Dichas olas van acompañadas de intensos vientos que igualmente están impactando viviendas, infraestructura turística y servicios públicos en las poblaciones visitadas, según confirmó la CVS.

Lea también  En Córdoba, docentes eligieron 148 plazas temporales en audiencia pública

Asimismo, el fenómeno marítimo conocido como «mar de leva» ha producido el arrastre y acumulación de grandes cantidades de material vegetal, residuos sólidos y escombros sobre las playas, incluso en zonas residenciales.

Otra de las afectaciones evidenciadas por el equipo técnico de la corporación autónoma es el represamiento de aguas negras y pluviales en restaurantes, calles y viviendas, debido al reflujo ocasionado por el fuerte oleaje.

Ante este panorama, la Dirección de Gestión del Riesgo y Cambio Climático de la CVS emitió una serie de recomendaciones a administraciones locales y comunidades en zonas de amenaza, con el fin de prevenir impactos mayores.

Entre estas recomendaciones se encuentran no arrojar basuras ni residuos a cuerpos de agua, playas y sistemas de alcantarillado para evitar taponamientos e inundaciones.

Lea también  Fundación Sonrisa, clínica CUMI y Mindray, devolverán sonrisas a niños de Córdoba con cirugías

Asimismo, se solicitó a los pescadores y transportadores abstenerse de laborar ante el fuerte oleaje y los vientos, mientras que los turistas deben evitar bañarse o ingresar al mar durante estos fenómenos océanicos que estarían activos durante las próximas semanas en el litoral de Córdoba.

Las autoridades ambientales y gestión del riesgo permanecen atentas e invitan a la comunidad a acatar estas recomendaciones para preservar vidas y bienes ante la arremetida del mar de leva sobre esta sensible región del Caribe colombiano.