Crisis maicera en Córdoba: 26 mil toneladas represadas esperan ser comercializadas

De no conseguir nuevos compradores o canales de comercialización, el panorama para este importante sector económico de la región Caribe se vislumbra sombrío.


La difícil situación que atraviesan los productores maiceros en el departamento de Córdoba se ha dimensionado con nuevas cifras reveladas por la Asociación de Pequeños y Medianos Agricultores del Bajo y Medio Sinú. Según la agremiación, actualmente hay 26.700 toneladas de maíz represadas en varios municipios a la espera de ser comercializadas.

El principal problema radica en los bajos precios que están ofertando los compradores por el cereal, muy por debajo del punto de equilibrio que necesitan los agricultores para no entrar en quiebra.

En municipios como San Pelayo hay 3.500 toneladas almacenadas,  en Ciénaga de Oro mil toneladas al igual que Chimá. En Cotorra la cifra es de 4.000 toneladas sin vender, 1.500 toneladas en Cereté y 3.500 toneladas en Lorica. Entre tanto, en solo tres acopios del departamento hay otras 12.000 toneladas represadas.

Lea también  Alianza Clínica CUMI y Operación Sonrisa, duplicará las intervenciones de labio fisurado y paladar hendido en Córdoba

El grano se encuentra tanto en campo como en silos y bodegas sin las condiciones adecuadas para su correcto almacenamiento. Mientras, los compradores están ofertando $950.000 por tonelada, cuando en la pasada cosecha llegó a comercializarse hasta en $1.900.000.

Esta abrupta caída de precio, superior al 60%, resulta insostenible para los productores cordobeses, que ven peligrar su actividad y el sustento de miles de familias dependientes de la agroindustria del maíz amarillo y blanco.

Ante esta dramática situación, los maiceros esperan que se cumplan los compromisos adquiridos por el Gobierno Nacional de comprar parte de las cosechas represadas, ampliar la infraestructura de almacenamiento y secado en Córdoba e impulsar el consumo interno del cereal con miras a reemplazar importaciones.

Lea también  Murió "Esperanza", el manatí neonato rescatado por la CVS en Córdoba

De no conseguir nuevos compradores o canales de comercialización, el panorama para este importante sector económico de la región Caribe se vislumbra sombrío, con consecuencias sociales considerables.