Córdoba y Atlántico enfrentan incremento de casos de leptospirosis este año

Córdoba registra 68 casos y Atlántico 55, con un aumento del 36% y 50% a nivel nacional
1 mes atrás

Los departamentos de Córdoba y Atlántico han experimentado un preocupante aumento en los casos de leptospirosis durante las últimas semanas epidemiológicas, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según datos del Boletín Epidemiológico Semanal del Instituto Nacional de Salud.

En Córdoba, se han registrado 68 casos hasta la fecha, lo que representa un incremento del 36% frente a los 50 casos notificados en el mismo lapso del año previo. Por su parte, Atlántico reporta 55 casos, evidenciando también un crecimiento significativo en la incidencia de esta enfermedad zoonótica. Al parecer, las inundaciones en algunas zonas han precipitado el incremento de los casos.

Puedes leer:  Fiscalía ocupó bienes del 'Clan del Golfo' en Córdoba y otros departamentos valorados en $16 mil millones

A nivel nacional, la situación es igualmente alarmante, con un total de 3.295 casos de leptospirosis confirmados en lo que va del año, en contraste con los 2.194 registrados en el mismo periodo del año anterior. Esto se traduce en un incremento del 50% en la notificación de esta patología en Colombia.

La leptospirosis, causada por bacterias del género Leptospira, se transmite a los humanos principalmente por el contacto con orina de animales infectados o a través de agua o suelo contaminados. Si no se trata oportunamente, puede derivar en complicaciones severas e incluso la muerte.

Ante este panorama, es fundamental que las autoridades sanitarias de Córdoba, Atlántico y todo el país redoblen esfuerzos en la vigilancia epidemiológica, fortalezcan las medidas de prevención y control, y garanticen la capacidad diagnóstica y de respuesta de los servicios de salud frente a esta enfermedad.

Puedes leer:  Soldado desaparece en la ciénaga de Ayapel tras accidente de embarcación

Se recomienda a la población estar atenta a la información oficial, seguir las recomendaciones para prevenir la infección, como evitar el contacto con aguas estancadas, usar protección en actividades de riesgo y controlar adecuadamente la presencia de roedores.

Ante la aparición de síntomas compatibles, es vital acudir de inmediato a los servicios médicos para un diagnóstico y tratamiento oportunos.