Córdoba aumentó en 4,6% los hogares con conexión a gas natural domiciliario

Pero no todo es color de rosa, el principal cuello de botella se encuentra en las zonas rurales del departamento donde la cobertura aun es baja.


Pese a los desafíos que persisten, especialmente en zonas rurales apartadas, el departamento de Córdoba registró durante el último año un crecimiento del 4,6% en la cobertura de gas natural domiciliario al sector residencial, lo que representa 11.181 usuarios nuevos que ahora cuentan con el servicio.

La cifra se desprende de los datos oficiales del Ministerio de Minas y Energía, que revelan cómo el número de hogares cordobeses conectados a la red de gas pasó de 242.475 en 2022 a los actuales 253.656 durante el tercer trimestre de 2023.

Si bien el incremento está por debajo de otras regiones del país, se valora que, en un contexto macroeconómico complejo debido a la inflación y desaceleración económica, Córdoba haya mantenido el ritmo de expansión en conexiones residenciales de gas natural.

Lea también  Vía rural La Madera-Bongamella en San Pelayo convertida en un lodazal

Si bien no es un crecimiento exponencial, es positivo y da cuenta de los esfuerzos que hacen las empresas distribuidoras por ampliar la cobertura en municipios intermedios, además de sostener el servicio la ciudad capital Montería donde ya hay casi plena conexión.

Así, mientras en la capital Montería la conexión a gas natural de los hogares ya es prácticamente universal con un 97%, en otras localidades persisten atrasos considerables como La Apartada (73%), Lorica (79%), Los Córdobas (70%) y las más rezagadas Moñitos (51,7%) y Puerto Libertador (53%).

Pero no todo es color de rosa, el principal cuello de botella se encuentra en las zonas rurales de Córdoba, donde se estima que entre 90 mil y 200 mil hogares siguen dependiendo de leña o residuos para cocinar sus alimentos ante la falta de conexión al gas domiciliario.

Lea también  Córdoba busca financiación para garantizar alimentación escolar del segundo semestre

La cobertura en las áreas rurales dispersas no supera el 50% por las dificultades de las empresas para ampliar sus redes de ductos. Se requieren programas focalizados con soluciones eficientes y sostenibles.

Aunque Córdoba registra un promedio departamental de cobertura de gas cercano al 85%, en municipios intermedios y rurales la situación dista mucho de ser la ideal, hecho que demandó el llamado de atención del gobernador Erasmo Zuleta a las gasíferas que operan en Córdoba, para establecer planes específicos y cerrar estas brechas en acceso al gas de los hogares más vulnerables.