Conexiones ilegales de energía dejan pérdidas por 140 mil millones de pesos

La empresa Electricaribe registra en promedio unas pérdidas al año de 70 millones de dólares, que corresponden a unos 140 mil millones de pesos, por concepto de hurto de energía en toda la Región Caribe. En el caso de Córdoba, las pérdidas por hurto de energía en el 2014 alcanzaron los 54 mil millones de pesos. Esto implica que desconocidos hurtaron 165,2 millones de kilovatios hora en el año, mediante diferentes modalidades como la manipulación de redes eléctricas y equipos...


La empresa Electricaribe registra en promedio unas pérdidas al año de 70 millones de dólares, que corresponden a unos 140 mil millones de pesos, por concepto de hurto de energía en toda la Región Caribe.

En el caso de Córdoba, las pérdidas por hurto de energía en el 2014 alcanzaron los 54 mil millones de pesos. Esto implica que desconocidos hurtaron 165,2 millones de kilovatios hora en el año, mediante diferentes modalidades como la manipulación de redes eléctricas y equipos de medida.

De acuerdo con el Delegado de Electricaribe en Córdoba, Eder Buelvas Cuello, con estos 165 gigavatios de energía que se pierden por hurto de energía podría suministrarse el servicio a todos los clientes de la ciudad de Montería durante tres meses.

Lea también  Lanzan campaña virtual que busca reducir índices de quemados con pólvora en Córdoba

“Todos debemos rechazar este tipo de manipulación de redes y medidores porque además de afectar las finanzas de la empresa, ocasiona fallas en el servicio. Agradecemos a nuestros clientes seguir denunciando estos hechos”, afirmó.

En cuanto a esta problemática, el Delegado precisó que el hurto de energía no es exclusivamente de la Costa Caribe, pues se presenta en diferentes regiones del país. “Cuando se altera un equipo de medida o se manipulan las redes se pone en riesgo el servicio”, insistió Buelvas Cuello.

Panorama de Pérdidas

Esta problemática se concentra en las ciudades capitales, en donde la modalidad para acceder de manera ilegal al servicio varía según el estrato socioeconómico.

Lea también  Pavimentarán vías en el sur de la ciudad, inversión será de $4.200 millones

En los estratos bajos, por ejemplo, predominan las conexiones directas por fuera del medidor, es decir, se conecta un cable desde el poste a la casa, sin que exista un control del consumo.

Para el caso de los estratos altos, la modalidad radica en la manipulación de los medidores. En algunos casos se hace la devolución de la medida, se colocan chips para prender o apagar los medidores y cambian algunas piezas de estos equipos como la piñonería.

Las acciones mencionadas se ejecutan en su mayoría por personas que son contratadas para manipular las redes y equipos de medida.

Otro punto crítico son las ventas ambulantes y principalmente aquellas que utilizan equipos de refrigeración para la venta de cervezas y gaseosas.

Lea también  Ocupan con fines de extinción de dominio, bienes del Clan del Golfo en Córdoba

A pesar de los esfuerzos, personas desconocidas alteran las redes e instalan hasta cables telefónicos para camuflar el hurto de energía y evitar que sean detectados.