Comunidades indígenas sitiadas por violentos en Córdoba, advierte Defensoría

Las comunidades quedaron en medio de la disputa entre grupos armados por el control de las rentas ilegales.


Montería. La Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana por el riesgo inminente de decenas de comunidades indígenas y campesinas, en los municipios de Tierralta, Puerto Libertador, Montelíbano y San José de Uré en Córdoba.

La alerta fechada el 18 de diciembre de 2019 incluye a los resguardos indígenas Emberá Katio del alto Sinú y varias comunidades en esa zona de influencia.

El resguardo Zenú del Alto San Jorge, comunidades de Buenavista, San Antonio Abajo y otras poblaciones indígenas en Puerto Libertador como el cabildo Quebrada Cañaveral, las comunidades de Tres Playitas y Roguero, además del Consejo Comunitario de Negritudes de San José de Uré.

La Defensoría sostiene que estas poblaciones se encuentran en el espacio de acción criminal de los frentes 5, 18 y 58 de residuales de FARC, además de presencia de Autodefensas Gaitanistas, bloque Virgilio Peralta Arena, Caparros y hasta presencia del ELN.

Lea también  Apertura de sectores desde abril ha reactivado más de 13.000 empleos

Advierten que la principal amenaza para la población civil son las AGC, con su bloque central del Urabá, que se mueve por la zona de Río Verde y la Esmeralda, desplegando su accionar criminal.

También opera en esta zona el frente Rubén Darío Ávila, sobre todo en los municipios de Montelíbano, Puerto Libertador y San José de Uré, y en Tierralta hay una fuerte presencia del frente Carlos Vázquez, de ese mismo grupo armado.

Las comunidades estarían sitiadas por la guerra que libran estos carteles del narcotráfico por el control de las economías ilícitas de la hoja de coca.

Por lo anterior instan al Gobierno Nacional a adoptar las acciones pertinentes para defender los Derechos Humanos de las poblaciones indígenas y campesinas.



¿Qué opinas de esto?