Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Comunidades del Sur de Córdoba priorizan iniciativas de Resiliencia Ambiental y Gestión del Riesgo

Desde este mes se comienza con la compra y proceso administrativo de entrega para que en aproximadamente dos meses estén implementadas en todas las comunidades.


El Programa ANDA, a partir el componente de Resiliencia Ambiental y Gestión del Riesgo, planteó a las comunidades en las que adelanta acciones, el desarrollo una iniciativa con el objetivo de mejorar las condiciones medioambientales de su entorno, con un tope presupuestal del 12 millones de pesos.  Durante el primer trimestre del año cada sub-comité de Resiliencia Ambiental y Gestión del Riesgo asumió la tarea de identificar, diseñar el proyecto, y presentarlo a los profesionales del Programa que tendrían la tarea de aceptar o hacer recomendaciones para la aprobación y asignación de recursos.

Algunos integrantes del Comité de Gestión Comunitaria, grupo de líderes constituído desde la llegada del Programa a la comunidad por personas de todos los sectores sociales, y otras personas apasionadas por el medio ambiente conformaron los Subcomités de Resiliencia Ambiental.  En las 43 comunidades se realizó un recorrido con el fin de identificar los recursos naturales existentes, los que se han agotado, y a fondo, determinar la situación y las condiciones para ser representadas en mapas alusivios.

En el ejercicio interno en cada comunidad, los sub-comités tuvieron en cuenta la información consignada en su Plan de Desarrollo Comunitario con relación al Plan de deOrdenaimento Territorial de su Municipio. Con dicho ejercicio, pudieron verificar cuáles iniciativas eran comunes e iban a ser tratadas en otras instancias y a cuáles les podían dar solución en corto plazo y con el recurso designado en el marco del Programa ANDA.

Tania Sierra, Coordinadora del Componente, lideró las reuniones en las que los representantes de las comunidades presentaron sus proyectos en Montelíbano. En cada exposición se tuvo en cuenta los impactos positivos, las oportunidades de la inciativa para la comunidad, y los costos de implementación: “Cuando por ejemplo las dos señorasrepresentates del corregimeinto de Versalles de San José de Uré comenzaron a presentar la iniciativa, fue una cosa increíble porque esa comunidad tiene un alto riesgo de inundaciones y sólo el año pasado tuvieron dos avalanchas que cobraron vidas humanas. Con lo que están proponiendo, se espera generar alertas de emergencia que ayuden a que situaciones como las que tuvieron que vivir, jamás se repitan”; aseguró.

Se indicó que la propuesta de Versalles está encaminada a la implementación de lámparas con alimentación de paneles solares y avisos luminosos para el camino que conduce al punto de encuentro, kits con franjas reflectivas y formación para brigadistas e integrantes del Subcomité de Resiliencia Ambiental en el manejo del Sistema de Alerta que la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge quedó en proporcionar (CVS).“Hay un sitio al que nosotros llegamos cuando suceden estos eventos pero es oscuro, normalmente las avalanchas han pasado de noche y llegar hasta allá es difícil porque toca iluminar con el celular y algunos con linternas” ; afirmó Ismenia Flóres, representante del sub comité de Versalles.

Posteriormente a los ejercicios de presentación y aprobación por parte del Programa, los representantes le socializaron los resultados a sus comunidades, lo que generó positivismo, un grado de confianza en el proceso que adelantan, pues los resultados demuestran que en los últimos 5 años, hay muchas habilidades que les permiten gestionar su propio desarrollo.

En su mayoría las iniciativas fueron direccionadas hacia el aumento de cobertura vegetal con la siembra de árboles, al mejoramiento de los puntos de encuentro frente a situaciones catastróficas, y a la potabilización del agua para el consumo a través de filtros ubicados en  casas comunales, colegios y Centros de Desarrollo Infantil (CDI).

Se enfatizó que las iniciativas son de corto plazo, a partir de este mes de marzo se comienza con la compra y proceso administrativo de entrega para que en aproximadamente dos meses estén implementadas en todas las comunidades, y así, aseguran: “se siga confirmando que con Pequeñas Acciones se pueden alcanzar, Grandes Cambios”.

#EnImágenes:



¿Qué opinas de esto?