Clínica Evaluamos da su versión tras renuncia de intensivistas

Aclaran que no se les adeudan 13 meses de salarios y denunciaron un bloqueo a los intentos de contratar personal para atender la UCI.


Montería. La clínica Evaluamos que en días pasados fue noticia por la renuncia de tres intensivistas que denunciaron no pago de salarios, entregó su versión sobre los hechos que puso a ese centro asistencial en la palestra pública.

Natalia Betancourt, representante legal de la clínica Evaluamos aseguró que fueron tres los intensivistas que presentaron su carta de renuncia al pretender el pago del 70 y el 100% de una deuda acumulada meses atrás, que asciende a aproximadamente 500 millones de pesos.

La funcionaria aclaró que no es cierto lo manifestado por los médicos intensivistas con relación a que se les deben 13 meses de salarios.

“Es una es una deuda que viene desde hace mucho tiempo, una cosa es una creencia y otra que no se les paguen mensualidades, y a ellos se les venía pagando puntualmente sus salarios y así lo hemos demostrado con los ingresos a sus cuentas bancarias”, dijo Betancourt.

Lea también  Sahagún, noveno municipio en Colombia con mayor tasa de analfabetismo

Según Betancourt a los tres intensivistas que renunciaron se les hizo una contra propuesta de cancelar la deuda en siete pagos a partir del mes de septiembre del presente año, posibilidad que no aceptaron.

“Mi única intención es hacer un llamado a la responsabilidad social, una deuda se paga a través de un acuerdo si las dos partes están dispuestas, teniendo en cuenta las posibilidades y capacidades que tiene hoy en día una IPS para pagar una deuda”, dijo.

Agregó que la situación financiera de la IPS es compleja por cuenta de los más de 60 mil millones de pesos que quedaron debiéndoles las EPS liquidadas en Córdoba y cuya recaudación ha sido infructuosa.

Lea también  Ciénaga de Oro y parte de Cereté sin energía en la mañana de este domingo

Betancourt fue más allá y aseguró que al parecer los médicos que renunciaron estarían persuadiendo a otros profesionales de la salud convocados para ocupar el puesto que dejaron, convenciéndolos de no ir a trabajar a esa clínica, hecho que ha dificultado conseguir intensivistas para atender a los 14 pacientes que quedaron en la UCI.

“Eso para nosotros es lo más preocupante, soy respetuosa de la renuncia y reconocemos las deudas y estamos dispuestos a hacer un acuerdo de pago con ellos, pero esa no es la forma, ni el momento en plena pandemia. Solidarizando a un gremio con una información acomodada”, dijo Betancourt.

La representante legal de la clínica Evaluamos sostuvo que con ayuda de médicos de la Misión Colombia han logrado hacer rondas a los pacientes en la UCI, que aún corre el riesgo de cerrarse por falta de intensivistas.

Lea también  A finales de septiembre San Antero permitiría a bañistas usar playas

“No nos parece justo con una ciudad con estos indicadores tan altos de mortalidad. Hubiésemos corrido el riesgo y aún lo corremos de tener que cerrar la UCI, creo que ya es un tema de ética profesional y de salvar vidas”, puntualizó.



¿Qué opinas de esto?