Campesinos de Córdoba claman por ayuda tras devastador vendaval

Las consecuencias del vendaval son devastadoras. En Moñitos, se estima que al menos 200 hectáreas de cultivos de plátano fueron arrasadas.
10 meses atrás
Archivo Referencial

En los municipios de Puerto Escondido, Moñitos, San Bernardo del Viento y Lorica, los productores agropecuarios están enfrentando una crisis sin precedentes después del paso de un fuerte vendaval la semana pasada.

Estos campesinos se han unido en un llamado desesperado a las autoridades departamentales y nacionales en busca de ayuda para recuperarse de esta calamidad que ha dejado estragos en cultivos y medios de subsistencia.

Las consecuencias del vendaval son devastadoras. En Moñitos, se estima que al menos 200 hectáreas de cultivos de plátano fueron arrasadas, sumiendo a la comunidad en la desesperación debido a la pérdida de sus cosechas. En Puerto Escondido, la situación ha llegado al punto de declarar la calamidad pública, aunque las ayudas aún no han llegado a los afectados.

Puedes leer:  Estudiantes de Sahagún protestan por falta de ventiladores en medio de ola de calor

Gilberto Arrieta, concejal de Moñitos y productor agrícola de la región, expresó su frustración: “Las hectáreas de plátano que fueron arrasadas se cuentan en cientos, más de 200 viviendas despechadas, plátano biche en el suelo. La gente quedó muy fuertemente damnificada porque este era su sustento”.

La situación es especialmente crítica porque esta época del año es crucial para los campesinos y platanicultores de Córdoba, ya que es cuando comienzan a ver los frutos de su cosecha y pueden vender sus productos en las centrales de abasto. Sin embargo, este golpe ha dejado a la comunidad diezmada y endeudada con las entidades crediticias.