Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Así se gestó el Cartel de la Hemofilia en Córdoba, según la Contraloría

Los testimonios aportados a la Contraloría General por uno de los médicos hematólogos a los que les falsificaron firmas para elaborar historias clínicas y autorizaciones, fueron claves para dejar al descubierto la forma en la cual realizaron los millonarios recobros al departamento. El médico cuya...


Los testimonios aportados a la Contraloría General por uno de los médicos hematólogos a los que les falsificaron firmas para elaborar historias clínicas y autorizaciones, fueron claves para dejar al descubierto la forma en la cual realizaron los millonarios recobros al departamento.

El médico cuya identidad se omite, indicó que  nunca realizó las historias clínicas y la letra y firma que se le atribuye no es la suya.

“La firma que se encuentra en los diagnósticos, conceptos médicos y ordenes de medicamentos no corresponde a mi firma. Nunca firmo hacia abajo. Mi firma es muy característica: siempre firmo hacia arriba”, dijo.

Aclaró igualmente que sola una vez, el año pasado, atendió 15 o 20 pacientes de una de las IPS involucrada en este presunto detrimento patrimonial (Fundación IPS Unidos por su Bienestar), y entonces escribió a mano las respectivas historias clínicas. Las presentadas con su firma, para los recobros, están sistematizadas.

Además, según la Contraloría General, se advierte un claro error en la cantidad de aplicaciones recomendadas y las dosis formuladas no cumplen con los protocolos establecidos por la Federación Mundial de Hemofilia.

“Los resultados son falsos, los pacientes no figuran en nuestros registros y las pruebas no se tomaron en nuestro laboratorio”, precisó por su parte el representante legal de un laboratorio clínico de Montería, cuyo nombre usaron para falsificar los exámenes.

“Como quiera que está en tela de juicio el buen nombre del laboratorio, mi nombre y el de mi familia, ya que el laboratorio es una empresa familiar, nos vemos abocados a presentar las denuncias respectivas ante la Fiscalía para que sean ellos quienes investiguen la conducta delictiva por la falsificación de las pruebas supuestamente realizadas en nuestro laboratorio“, añadió el afectado.

De acuerdo con la Contraloría, detalles como la aplicación de medicamentos para ciertos tipos de hemofilia, evidencian la falsedad de la documentación aportada como sustento de las solicitudes de recobro de las ISP.

Por ejemplo, el medico hematólogo explicó que para las pacientes con enfermedad de Von Willebrand, tratadas por hipermenorreas, sangrado abundante vaginal, solo indica una aplicación por día, nunca 2 veces como aparece en las historias clínicas aportadas.

Precisó, además, que no tiene ningún vínculo con la  IPS San José de la Sabana SAS y nunca ha prestado sus servicios a esa entidad.

“En ningún momento tuve conocimiento de que se estaban realizando cobros de medicamentos o que hubiera pacientes no evaluados por mí y se estuviera utilizando mi firma”, concluyó.



¿Qué opinas de esto?