Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Algunos hacendados se oponen al derribo de terraplenes que propician inundaciones

En San Pelayo ha sido bien recibida entre los hacendados, la orden de derribar los terraplenes que hoy impiden el libre curso de las aguas que inundan varias poblaciones.


San Pelayo. Así lo indicó la alcaldesa de San Pelayo, María Alejandro Forero, al denunciar que en el más reciente procedimiento de derribo de un terraplén que impedía el libre curso de las aguas e inundaba a una población de más de 300 habitantes; el dueño del predio contrató a diez personas para sabotear la diligencia.

“Ha causado mucha molestia entre los finqueros, algunos han enviado mensajes no muy decentes, pero esa es mi responsabilidad y no permitiremos que el interés particular prime sobre el bien común, por querer salvar 10 o 15 reses no pueden afectar toda una comunidad”, señaló la mandataria local.

Reiteró que se identificaron al menos tres construcciones irregulares en cuerpos cenagosos, las cuáles serán derribadas, pese a la oposición de los hacendados y tras cursar las respectivas etapas de notificación y plazo perentorio para el traslado de semovientes que estén en dicho punto.

Advirtió que los jarillones, terraplenes y demás obras hechas para evitar que el agua inunde las extensas planicies, es una práctica usada en ganadería extensiva, pero que en épocas de lluvia genera daños en comunidades vecinas, pues el agua se estanca al no tener salida.

Reveló que el Tribunal, recientemente ordenó una nueva intervención en un predio del corregimiento Las Guamas, donde la comunidad a través de una acción popular solicitó destruir un terraplén que los afecta.

Señaló que así como hay opositores, encontró un par de casos donde los propietarios no solo acogieron la solicitud de derribo, sino que ofrecieron parte de su terreno para construir canales de evacuación de las aguas.

Hizo un llamado al sentido común y solidaridad de los finqueros y hacendados para que acojan de buena medida esta disposición que busca aliviar las afectaciones por inundaciones en este municipio de Córdoba.



¿Qué opinas de esto?