Alcalde de Cereté fue imputado y no se le impuso ninguna medida

Al suspendido mandatario municipal no se le impuso ninguna de las restricciones solicitadas por el ente acusador.


La Fiscalía imputó este miércoles al alcalde de Cereté, Luis Antonio Rhenals Otero la presunta comisión de la conducta delictiva de celebración indebida de contratos en el marco de la pandemia del COVID-19.

El ente acusador solicitó ante el Juez Segundo de Cereté la imposición de medidas de aseguramiento no privativas de la libertad en contra del mandatario municipal, las cuales no fueron concedidas.

Las audiencias adelantadas por presuntas irregularidades en contratos para atender la pandemia, se realizaron este miércoles y en desarrollo de la misma también fue imputado el contratista elegido para la adquisición de las ayudas alimentarias.

La Fiscalía le imputó al contratista  los delitos de celebración indebida de contratos y falsedad en documento privado, no obstante, fue beneficiado con la no imposición de medias ni restricciones.

Lea también  Coronavirus en Córdoba: se elevó a 74 el número de muertes

La Fiscalía invocó al juez del caso imponer medidas no privativas y restricciones a los imputados, al considerar que podría haber obstrucción a la justicia, y solicitó prohibirle al alcalde y al contratista concurrir a determinados sitios y reunirse con determinadas personas en el marco de este proceso.

La defensa del alcalde suspendido controvirtió la solicitud de la Fiscalía demostrando que no hay riesgo de obstrucción a la justicia, porque los elementos materiales probatorios se colocaron de presente a la Fiscalía por iniciativa del investigado y mucho antes de anunciarse la imputación.

De igual forma se desvirtuó el supuesto peculado al comprobarse que del contrato cuestionado no se ha girado recurso alguno al contratista, aunque el objeto del contrato fue celebrado y ejecutado en un 100 por ciento, pero el avance financiero es cero.



¿Qué opinas de esto?