1 año atrás

A paso lento avanza reposición de tubería no revestida del acueducto costero

El gobierno departamental logró recuperar gran parte de los recursos para reponer estas tuberías.
Detalle de la corrosión registrada por parte de la tubería.

Montería.  Avanza a paso lento la reposición de la tubería no revestida del acueducto costero que lleva agua potable a Puerto Escondido, Los Córdobas y Canalete.

La reposición de varios kilómetros de tubería no revestida que el contratista del acueducto costero instaló, tiene un costo de 25,000 millones de pesos, según informó Gloria Cabrales Solano, gerente del Plan Departamental de Aguas.

El gobierno departamental logró recuperar gran parte de los recursos para reponer estas tuberías a través de una póliza de cumplimiento, señaló la funcionaria.

Aunque el proyecto de reposición ya arrancó, se está trabajando de forma lenta debido a que la Agencia Nacional de Infraestructura solicitó la actualización de unas pólizas de permisos para iniciar el proceso.

La gerente departamental sostuvo que ya se envió la documentación respectiva a la Agencia Nacional de Infraestructura para el permiso correspondiente, ya que hay que intervenir servidumbres y tramos cercanos a las vías principales. Esperan que la Agencia Nacional de Infraestructura apruebe la ampliación de la póliza para continuar con los trabajos de reposición.

“Este proyecto asegurará la calidad del agua en los municipios de Puerto Escondido, Los Córdobas y Canalete”. Cabe recordar que hace cuatro años, la Procuraduría General de la Nación determinó que la tubería instalada en los tramos finales del acueducto regional costero no cumplía con los parámetros técnicos, al no poseer revestimiento interno, lo que ocasionó que se oxidara y que el agua se contaminara con trazas de óxido con altos niveles de hierro y turbiedad.

Aunque el acueducto es funcional, es necesario aplicar un líquido especial conocido como secuestrante, que se encarga de separar las partículas pesadas para que el agua llegue limpia. Sin embargo, el uso de este químico encarece el costo de mantenimiento y producción del agua.