Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¡Ay qué dolor!

Por Giselle Navarro. Conocí a alguien que hizo de la queja su estilo de vida y de la amargura su compañera fiel. Si bien es cierto que debemos tratarnos los unos a los otros con amabilidad y respeto, también es cierto que los “agravios”, pueden...


Por Giselle Navarro. Conocí a alguien que hizo de la queja su estilo de vida y de la amargura su compañera fiel.
Si bien es cierto que debemos tratarnos los unos a los otros con amabilidad y respeto, también es cierto que los “agravios”, pueden ser superados.

Las relaciones interpersonales son el motor del día a día, y existe un intercambio vital en ellas.

Recibimos de aquellas personas sabias, optimistas con sentido del humor, que suelen las cosas buenas siempre. Digo yo el blanco de la hoja.
En cambio, nos restan aquellas personas quejosas, negativas, víctimas en desgracia que se empeñan en mirar solamente el puntito negro en la hoja blanca.

No existe víctima ni victimario. Puede alguien dañar tu corazón??

La madurez emocional parte de tener identidad. Solo Dios te define y te dice quién eres. El control de nuestras emociones se logra cuando nos responsabilizamos de ellas. Parten de mi. Son originadas por mis creencias y pensamientos.

Siendo así, quién podrá cambiarlas?? YO!!. Nadie te HACE sentir triste, enojado o humillado. Nadie puede decir quién eres!!

Cuando no tienes claro tu identidad, entregas el poder a las personas para manejarte.

Dominio propio, es la clave para una sana convivencia.

Tu decides como estar ante cualquier circunstancia. Toma el control, no busques culpables.

Suelta los recuerdos de experiencias pasadas que te impiden enfrentar el HOY con valentía.

Sé responsable de ti mismo..Nada puede dañarte..nada si tú lo decides..



¿Qué opinas de esto?