Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

1.504 alcaldes han sido destituidos durante la ‘era Ordoñez’ en la Procuraduría

Montería. Ante más de 600 asistentes, entre autoridades, docentes, estudiantes y ciudadanía en general, el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, socializó la estrategia preventiva y la cartilla denominadas ‘100 y más advertencias para una exitosa administración territorial’ en la ciudad de Montería....


Montería. Ante más de 600 asistentes, entre autoridades, docentes, estudiantes y ciudadanía en general, el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, socializó la estrategia preventiva y la cartilla denominadas ‘100 y más advertencias para una exitosa administración territorial’ en la ciudad de Montería.

En su intervención en la sede de la Universidad del Sinú, el jefe del Ministerio Público resaltó el interés de la Procuraduría en evitar que los nuevos mandatarios territoriales incurran en “fallas, errores u omisiones” que a la postre signifiquen perjuicios a sus gobernados, recordándoles que “son representantes de todos, no de sus grupos o partidos políticos”.

En su conferencia, el jefe del órgano de control recordó que bajo su administración se han destituido a más de 1.500 alcaldes y cerca de 230 concejales, en el segundo caso, algunos por casos relacionados a extorsión a las administraciones municipales. También destacó que la Procuraduría pasó de 19 mil a 290 solicitudes anuales de acompañamiento preventivo, “lo que significa que las personas confían en la Procuraduría”.

El procurador Ordóñez Maldonado realizó un análisis de los riesgos que conlleva a municipios y departamentos el flagelo de la corrupción, enfatizando en que quien ostenta la calidad de servidor público debe enfrentarla y no sacar provecho de ella.

“Los actos de corrupción deben ser enfrentados con independencia y con decisión. La corrupción no solo es meterle la mano al presupuesto. La corrupción también es poner la autoridad pública al servicio de intereses particulares”, señaló.

“Como funcionario público uno no puede hacer lo que quiera, debe hacer lo que debe. Muchos funcionarios creen que la autoridad es para beneficiarse y ello se traduce en la actual crisis que vive la institucionalidad”, agregó.



¿Qué opinas de esto?