Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Estudio en ratones reveló beneficios de las fresas contra el cáncer de mama

Experimentos mostraron que el extracto de esta fruta es capaz de impedir la multiplicación de células de cáncer de mama, aunque según los científicos, estos resultados encontrados en animales no se pueden extrapolar a los seres humanos. Un estudio realizado en ratones mostró avances esperanzadores...


Experimentos mostraron que el extracto de esta fruta es capaz de impedir la multiplicación de células de cáncer de mama, aunque según los científicos, estos resultados encontrados en animales no se pueden extrapolar a los seres humanos.

Un estudio realizado en ratones mostró avances esperanzadores sobre los efectos positivos que tendrían las fresas para prevenir o tratar el cáncer de mama.

Las investigaciones aplicadas anteriormente ya habían demostrado que consumir diariamente 500 gramos de fresas (10 -15 unidades) daría beneficios antioxidantes y antiinflamatorios, reduciendo además los niveles de colesterol en la sangre. Ahora un nuevo estudio, publicado en Scientific Report, reveló resultados esperanzadores sobre los efectos que tiene este fruto para acabar o tratar este tipo cáncer.

“Por primera vez ponemos de manifiesto que un extracto de fresa –rico en compuestos fenólicos– impide la proliferación celular en modelos in vitro e in vivo de cáncer de mama”, destaca a SINC Maurizio Battino, coautor de la investigación y profesor en la Universidad Politécnica delle Marche (Italia) y la Universidad Europea del Atlántico, en Santander.

Para el modelo in vitro se utilizaron células de la línea tumoral A17, muy agresiva e invasiva, a las que se trató con distintas concentraciones de extracto de fresa durante 24, 48 y 72 horas. Los resultados descubrieron que de esta forma se disminuía la viabilidad celular –de manera dependiente a la dosis y el tiempo–, se bloqueaba el ciclo que conduce a la división de las células, y se impedía su migración.

También se logró comprobar que el extracto de fresa disminuía la expresión de varios genes implicados en procesos de invasión y metástasis, al mismo tiempo que estimulaba la expresión del gen Htatip2, considerado un supresor de metástasis al ganglio linfático en pacientes con cáncer de mama.

Respecto al modelo in vivo, se utilizaron ratones hembras de laboratorio, que al tener el mes de vida se dividieron en dos grupos: uno alimentado con dieta estándar y otro con una dieta enriquecida en la que el 15 % era extracto de fresa. Transcurrido un mes, todos los roedores fueron inyectados con células de cáncer de mama A17.

El seguimiento a los tumores se realizó dos veces por semana mediante palpación. Tras cinco semanas, se retiraron y analizaron las masas para cancerígenas para detallar su peso y volumen.

En este caso, los datos mostraron que la suplementación con el extracto de fresa sirvió para detener la propagación de células cancerígenas a los tejidos sanos. “Además, se observó una reducción significativa del peso y del volumen tumoral”, subraya Battino.

Peses a los buenos resultados del estudio , en el que también tuvieron participación investigadores de la Universidad de las Américas(Ecuador) y la Universidad Internacional Iberoamericana(México), el investigador insistió que los datos de este y otro trabajos en lo que usan animales no se pueden replicar en humanos.

“La mayoría de las enfermedades, incluyendo el cáncer, son complejas –explica el experto– e involucran complejas interacciones entre sistemas celulares y moleculares que determinan el desarrollo de la enfermedad. Sin duda estos resultados son válidos para entender los posibles efectos de la fresa en el cáncer de mama y los mecanismos moleculares involucrados, pero se deben complementar con estudios clínicos y epidemiológicos para comprobar si en las personas se producen los mismos efectos positivos observados en ratones”.

Los autores también destacan que la concentración de los compuesto fenólicos puede cambiar sustancialmente de una variedad de fresa a otra, aunque no dudan en recordar que para prevenir el cáncer es un estilo de vida saludable, caracterizada, por una dieta equilibrada con gran cantidad de verduras y frutas.



¿Qué opinas de esto?