Se ofició Misa de Desagravio en iglesia donde fue brutalmente asesinado el Padre León

Durante la mañana del sábado se realizó la eucaristía de desagravio en la capilla  María Madre de la Iglesia del barrio Sucre, en donde fue vilmente asesinado por un habitante de la calle, el sacerdote Luis Alfonso León, la tarde del pasado 15 de Julio, minutos antes de empezar la misa. El Obispo de la Diócesis de Montería, Monseñor Ramón A. Rolón, presidió la eucaristía de Deasagravio y Bendición, en la iglesia que había permanecido cerrada desde el día del...

Se ofició Misa de Desagravio en iglesia donde fue brutalmente asesinado el Padre León

Durante la mañana del sábado se realizó la eucaristía de desagravio en la capilla  María Madre de la Iglesia del barrio Sucre, en donde fue vilmente asesinado por un habitante de la calle, el sacerdote Luis Alfonso León, la tarde del pasado 15 de Julio, minutos antes de empezar la misa.

El Obispo de la Diócesis de Montería, Monseñor Ramón A. Rolón, presidió la eucaristía de Deasagravio y Bendición, en la iglesia que había permanecido cerrada desde el día del fatídico hecho; cuando Deiby José Banqueth, un habitante de la calle, que circundaba el sector del barrio Sucre, llegó a la iglesia, confrontó al Padre León diciéndole” Yo soy Dios y usted es Satanás” y lo persiguió hasta degollarlo con un vidrio.

Las autoridades eclesiásticas, programaron la misa de desagravio, por el sacrilegio cometido dentro de la iglesia, y por lo cual se ofreció la misa, como un acto de ofrecer perdón y reparación a Dios, por ofenderlo de tal manera.

En el encuentro religioso se congregó la comunidad eclesiástica de la ciudad, y los feligreses, quienes rindieron un homenaje a la memoria del sacerdote, quien dedicó casi 50 años a servir en su labor religiosa y social a los cordobeses.

Durante el acto se elevó la oración de desagravio compuesta por Pío XI y las letanías de desagravio correspondientes.

El atroz crimen, cometido al interior del templo ha sido uno de los sucesos que más ha consternado a toda la sociedad local y nacional, y en voz del mismo monseñor Rolón “puso de manifiesto la descomposición moral y social en la vivimos”.

Actualmente, al sindicado por el asesinato, se le ordenó ser recluido en un centro psiquiátrico, mientras se concluye el proceso judicial en su contra.



¿Qué opinas de esto?