Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Condenan al Ejército por asesinato de periodista en Arauca

El Consejo de Estado determinó que el asesinato del periodista Efraín Alberto Varela Noriega, en junio de 2002, en Arauca capital, fue facilitado por miembros de la Brigada XVIII del Ejército Nacional y que estuvo relacionado con las denuncias que publicó sobre las relaciones entre...


El Consejo de Estado determinó que el asesinato del periodista Efraín Alberto Varela Noriega, en junio de 2002, en Arauca capital, fue facilitado por miembros de la Brigada XVIII del Ejército Nacional y que estuvo relacionado con las denuncias que publicó sobre las relaciones entre algunos integrantes de las fuerzas militares y las autodenominadas Autodefensas Unidas de Colombia.

Varela Noriega, luego de salir de la Universidad Nacional de Arauca, en la que asistió a un acto social, se trasladaba con su esposa y su cuñado cuandos hombres armados que se movilizaban en dos camionetas blancas los interceptaron, se lo llevaron, lo golpearon, lo mataron a tiros y luego dejaron su cuerpo abandonado. Ente los hombres armados estaba Félix Alberto Varela Bata, señalado de ser el jefe del grupo.

Varela Noriega era propietario y director de la emisora radial local ‘Meridiano 70’, en la que presentaba dos programas de noticias y opinión. Era abogado especialista y laboró en ‘Radio Caribabare’ en Saravena. También fue presidente de la Comisión Departamental de Paz de Arauca 1999 – 2001, alcalde de Saravena y Concejal de Arauca.

En sus últimas intervenciones radiales, la víctima realizó serias denuncias sobre la presencia paramilitar en el departamento de Arauca y cuestionó la acción estatal para combatir esos grupos, hechos por los que recibió amenazas contra su vida.

Al estudiar el caso, la Sección Tercera, con ponencia del magistrado Ramiro Pazos, condenó a la Nación por estos hechos, representada en el Ministerio de Defensa y el Ejército Nacional.

La Sala señaló que si bien no hay pruebas de que el periodista hubiera pedido protección,“se probó con suficiencia que existió en este caso particular una verdadera y aberrante falla del servicio a cargo del Ejército Nacional, que permite imputarle responsabilidad a la administración en la muerte del mencionado ciudadano”.

Esto porque si bien el crimen fue cometido por el frente Vencedores de Arauca; de las Auc y que el autor material está condenado, es claro que en la época de los hechos miembros de las Fuerzas Armadas “se aliaron con grupos al margen de la ley, paramilitares, para permitir y coadyuvar la actividad de estos últimos”.

“Así ocurrió en el crimen del periodista Varela Noriega, cuya ejecución fue facilitada y consentida por miembros del Ejército Nacional. Así quedó acreditado por virtud de las declaraciones del autor material del punible, quien además de reconocer el hecho, dio cuenta de la forma en que el grupo paramilitar acordó con un coronel de apellido Ortiz el levantamiento del retén militar instalado en la zona del homicidio, con el fin de permitir la presencia y accionar impune de la organización criminal”, señaló la Sala.

Para esto, se basó la Corporación en el análisis de los testimonios que fueron trasladados al proceso que indicaron que hubo un levantamiento de la vigilancia temporal, para permitir el crimen. De hecho, la Sala consideró extraño que el Ejército hubiera negado que había radicado una denuncia en contra del periodista por haber publicado información sobre la alianza ilegal.

“Sin duda, esas denuncias públicas sirvieron de móvil a la animadversión de la fuerza pública hacia el comunicador y determinaron la acción que se les reprocha, tendiente a afectar su libertad de expresión y su derecho a la vida”, señaló la Sala.

En el fallo se insistió en asegurar que la alianza es innegable y que esto es inconcebible, pues incurrieron en falla en el servicio y se valieron de su rango y funciones para permitir el crimen.

El fallo ordena indemnizar a los familiares del comunicador con más de dos mil millones de pesos por los daños provocados, así como que el Ministerio de Defensa publique en Arauca avisos en los que reconozca la responsabilidad en el crimen y enviar la sentencia al Centro Nacional de Memoria Histórica.

Igualmente, se compulsaron copias a la Fiscalía General de la Nación, con el fin de que, si no lo hubiere hecho, identifique e investigue al señalado coronel Ortiz de la Brigada XVIII en el año 2002, con el fin de establecer su posible responsabilidad penal en el homicidio del Varela Noriega.



¿Qué opinas de esto?