Día Mundial de la visión: una esperanza a la vista

Por causa eventual de esta emergencia por coronavirus es probable que las personas puedan sentir temor o nervios por visitar al oftalmólogo.


Por: José J Vergara.

Salud. Las consultas por oftalmología y optometría, al igual que por otras patologías, han sufrido retrasos y cancelaciones durante esta pandemia, asimismo se han empeorado algunos cuadros clínicos y se han interrumpido algunos tratamientos y pospuesto procedimientos diagnósticos y quirúrgicos.

Hoy 8 de octubre, como cada segundo jueves de octubre, se conmemora el día mundial de la visión, liderado por la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB, por sus siglas en inglés), el lema para este año es: una Esperanza a la vista, la jornada busca concientizar sobre la prevención de la ceguera y propende por la salud ocular.

En el mundo existen 253 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales el 14% son ciegas. En Colombia según el Ministerio de Salud hay 2.5 millones de personas con discapacidad visual, de los cuales 400.000 tienen ceguera, de éstos últimos 320.000 conservarían su visión si hubiesen consultado oportunamente a su oftalmólogo, según la Sociedad Colombiana de Oftalmología (SOCOFTAL), esto quiere decir que las tres grandes enfermedades que ocasionan pérdida de la visión: diabetes, catarata y glaucoma, son prevenibles o controlables para evitar la ceguera. La recomendación es que si usted tiene alguno de estos diagnósticos consulte a su médico al menos una vez al año.

Por causa eventual de esta emergencia por coronavirus es probable que las personas puedan sentir temor o nervios por visitar al oftalmólogo, ya sea de rutina o urgencias, y no está demás asegurarles que, al igual que el resto de profesionales médicos, estos siguen estrictos protocolos de higiene y bioseguridad.

Las recomendaciones generales para evitar COVID-19 se basan en limitar el contacto físico, sobre todo si los pacientes presentan síntomas como fiebre, tos o dificultad respiratoria, pero se cuentan con herramientas como teleconsulta y teleexperticia que cada vez más se usan en nuestro país.

Si hay condiciones para asistir a una cita presencial, los pacientes y personal sanitario deberán llevar mascarillas puestas en todo momento, habrá chequeos de temperatura al ingreso de las clínicas o consultorios y estará limitado el número simultáneo de pacientes y acompañantes en las salas de espera.

El coronavirus puede ingresar al cuerpo a través de los ojos, tal como lo haría a través de nariz o boca. Cuando alguien habla, tose o estornuda, partículas virales pueden propagarse a través de aire y llegar a sus ojos, fosas nasales o mucosa oral. Por tal motivo también se recomienda la protección con gafas, monogafas o caretas si las personas se van a exponer en ambientes con probable carga del virus o si conviven con personas infectadas.
Es posible, aunque poco frecuente, que el coronavirus cause conjuntivitis. Si usted llega a tener inflamación, enrojecimiento y secreción en la conjuntiva, no entre en pánico, busque atención médica para descartar que se trate de una infección viral, bacteriana o una reacción alérgica.

Para Tonny Negrete, oftalmólogo cordobés, es recomendable que las personas además del lavado de manos y el distanciamento social, para evitar complicaciones oculares en esta época, consideren un cambio temporal al uso de gafas si usan lentes de contacto, ya que además de evitar tocar los ojos, las gafas podrían servir de barrera física parcial a particulas virales; también recomienda a las personas no suspender tratamientos como gotas, colirios u otros medicamentos si por algún motivo deben aislarse, deben tener abastecimiento de los tratamientos durante el periodo que sea necesario.

En Montería, según Visión Total, la IPS oftalmológica con mayor cantidad de usuarios de la región, en el ranking de atenciones por patologías visuales durante lo transcurrido del año, sus 5 primeros lugares corresponden a: 1. Trastornos de la refracción ocular (hipermetropía, miopía, astigmatismo, presbicia), 2. Cataratas, 3. Glaucoma o sospecha de glaucoma, 4. Pterigion, y 5. Ojo seco (Sjögren), repartidos aproximadamente en 27.000 atenciones para esos cinco diagnósticos hasta hoy; diagnosticando además en consulta 64 pacientes con ceguera de ambos ojos y 514 con ceguera de un ojo durante estos 10 meses del año en curso.

Finalmente, recuerde que siempre los oftalmólogos estarán disponibles para tratar urgencias y cambios abruptos en su capacidad visual y asista a sus consultas si presenta alguna de las siguientes situaciones:
– Pérdida repentina parcial o total de la visión.
– Trauma ocular, aunque sea menor.
– Ojo rojo o dolor ocular, especialmente se se asocia a dolor de cabeza, náusea o vómito.
– Si nota destellos o cuerpos flotantes en su visión.
– Si nota puntos borrosos, ondeados o en blanco en su campo visual.
– Si tiene degeneración macular o retinopatía diabética y/o recibe inyecciones oculares regularmente y nota algún cambio incómodo.



¿Qué opinas de esto?