Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Procuraduría General de la Nación absolvió al capitan Ányelo Palacios

En decisión de segunda instancia, la Procuraduría General de la Nación absolvió al capitán Ányelo Palacios Montero de toda responsabilidad disciplinaria por los hechos derivados de las declaraciones concedidas por él a un medio de comunicación en las que hace mención a la denominada “Comunidad...


En decisión de segunda instancia, la Procuraduría General de la Nación absolvió al capitán Ányelo Palacios Montero de toda responsabilidad disciplinaria por los hechos derivados de las declaraciones concedidas por él a un medio de comunicación en las que hace mención a la denominada “Comunidad del Anillo”.

Al resolver el recurso de apelación, el Ministerio Público revocó la decisión de primera instancia mediante la cual la Inspección Delegada Especial MEBOG de la Policía Nacional sancionó al oficial con destitución e inhabilidad general para ejercer cargos públicos por el término de 12 años.

Respecto del primer cargo formulado según el cual el oficial Palacios Montero publicó y repitió una serie de manifestaciones y acusaciones de connotación injuriosa y calumniosa en contra del general Rodolfo Palomino,el Órgano de Control concluyó que por tratarse de dos delitos (injuria y calumnia) el fallo de primera instancia debió, además de indicar qué conductas constituyeron injuria y calumnia indirecta, adecuarlas a cada tipo penal por separado, respecto de quien directamente cometió esos delitos.

Señaló además que los delitos de injuria y de calumnia, para los efectos penales, requieren de querella como un requisito de procedibilidad la cual debe ser presentada dentro de un término de seis meses y, en este caso concreto, no existe prueba que demuestre que el general Palomino López hubiera instaurado la querella para que, de esa manera, fuera posible se accionara el derecho disciplinario por la presunta comisión de tales delitos, los cuales tampoco fueron probados.



¿Qué opinas de esto?