Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

CIDH amplía medidas cautelares para proteger a la comunidad Wayúu

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), amplió por segunda vez, las medidas cautelares para mejorar la situación de desnutrición en las comunidades de la etnia Wayúu, en la Guajira. En diálogo con el diario El Colombiano, la abogada que representó a la comunidad indígena...


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), amplió por segunda vez, las medidas cautelares para mejorar la situación de desnutrición en las comunidades de la etnia Wayúu, en la Guajira.

En diálogo con el diario El Colombiano, la abogada que representó a la comunidad indígena ante la CIDH, Carolina Sáchica, confirmó que el próximo 3 de marzo se realizará una reunión en la Cancillería, con los voceros de las comunidades wayúu, para establecer las nuevas medidas que deberá  implementar el Gobierno.

“Después de las primeras medidas cautelares murieron cerca de 100 niños por desnutrición. La Cidh evidenció que las madres gestantes están en alto grado de desnutrición, y para tener bebés sanos necesitamos mamás sanas. Estas medidas cautelares amplían la protección a las madres Wayúu”, aseguró.

De acuerdo con la resolución de la Cidh , “un aproximado de 623 mujeres wayúu en estado de gestación no estarían teniendo acceso a servicios en salud materna”. Los municipios críticos son Manaure, Uribia y Riohacha. Es allí donde, según la Cidh, existe una “situación de emergencia”.

En estos municipios, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) dijo que ha atendido a 9.818 personas en 264 rancherías. A su vez, el Ministerio de Salud suscribió contratos con 17 hospitales regionales “con el fin de mantener la implementación de equipos extramurales que atiendan a la población en territorio”.

Un informe clave para que la Cidh tomara la decisión de otorgar las medidas cautelares fue remitido por la Procuraduría General a mediados de 2016. De acuerdo con el ente disciplinario, “siguen muriendo aproximadamente 400 mujeres al año por causas derivadas del embarazo y el parto, específicamente en la región amazónica, la Orinoquía y la Alta Guajira”.

Para la Cidh, el Estado no ha sido eficaz en realizar una búsqueda activa de las mujeres embarazadas con desnutrición y en proveer “servicios médicos con el fin de evitar posibles muertes en el corto y mediano plazo”.

Con información de www.elcolombiano.com



¿Qué opinas de esto?