www.radio.larazon.co

Avanzan en la creación de un nuevo dispositivo que permitiría oír como los gatos

El oído de los gatos es especialmente sensible a altas frecuencias.


El oído de los gatos es especialmente sensible a altas frecuencias. Son capaces de percibir ultrasonidos hasta 50.000 Hz mientras que los humanos solo podemos percibir hasta 20.000 Hz. Además sus orejas pueden ser orientadas hacia el foco del sonido gracias a los 27 músculos que se encuentran en ella.

Investigadores de la Universidad Case de la Reserva Occidental, en Cleveland (Ohio, EE. UU.), están creando un dispositivo para oír como los gatos, diez billones de veces más pequeño que el tímpano humano.

Según se indicó, el equipo está desarrollando este dispositivo, con forma de parche, que es muy fino y puede recibir y transmitir señales a través de un rango de frecuencia de radio mucho mayor de lo que los seres humanos podemos escuchar con nuestro oído y que, sin embargo, los felinos sí pueden captar.

Estos avances permitirán que se pueda fabricar una próxima generación de dispositivos de comunicación y sensoriales de muy baja potencia que sean más pequeños y tengan mayores rangos de detección y ajuste, afirman los investigadores.

“La detección y la comunicación son claves para un mundo comunicado”, explica Philip Feng, profesor asociado de ingeniería eléctrica e informática y autor del artículo publicado en la revista Science Advances. “En las últimas décadas, hemos estado conectados con dispositivos y sistemas altamente miniaturizados, y hemos estado buscando tamaños cada vez más reducidos para esos dispositivos”, indicaron los científicos.

El rango dinámico

El desafío es efectivamente esa miniaturización, y además conseguir un rango dinámico de detección más amplio para señales pequeñas, como sonido, vibración y ondas de radio. Según apuntan estos investigadores, nuestros tímpanos, por lo común, tienen un rango dinámico de aproximadamente 60 a 100 decibelios en el rango de 10 Hz a 10 kHz, y nuestra capacidad auditiva disminuye rápidamente fuera de este rango de frecuencia. Animales como el gato o la ballena beluga, según explican, pueden tener rangos dinámicos comparables o incluso más amplios en bandas de frecuencia más altas.

Con información de www.muyinteresante.es



¿Qué opinas de esto?