Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Aprenda cómo evitar que los gastos de diciembre, se conviertan en el “guayabo” del nuevo año

En este mes los gastos se incrementan hasta en un 30%.


Empezó diciembre y automáticamente se incrementan los gastos personales y familiares, dado las celebraciones, reuniones, novenas, regalos, etc; por lo que es fundamental que usted ponga en marcha una correcta planeación de sus consumos, evitar los impulsos al comprar y los excesos le podrán garantizar no sufrir del “guayabo financiero” en el nuevo año.

Los expertos en finanzas recomiendan “cuidar el bolsillo y cubrir los gastos esenciales primero”, para evitar dolores de cabeza en el mes de enero, cuando se “vuelve a la realidad” después de las celebraciones y gastos, a veces innecesarios.

Este mes según detalla Fabio Chavarro, gerente Corporativo del Grupo Juriscoop, “pone a prueba la educación financiera y la economía familiar”, por lo que se recomienda que durante el año se adopte un Plan de Ahorro Programado; desde enero, para lograr los suficientes recursos que permitan atender los gastos que serán recurrentes a fin de año.

¿Cómo hacer un Presupuesto?

Según Raúl Armando Cardona, jefe de pregrado en Finanzas de le Eafit, afirma que los implementos necesarios para poder tener una buena salud financiera y no sufrir de ahogos económicos a fin de año son: papel, lápiz, calculadora, calendario, estados de cuentas y facturas.

Se deben priorizar los gastos esenciales para cubrir con los ingresos de mayor cuantía que se generan en especial en esta época del año, como primas, comisiones, etc.

Hay que recordar que el dinero extra no se debe malgastar, sino por el contrario pagar las obligaciones pertinentes.

A su turno,  la coordinadora del Laboratorio de Educación Financiera de la Universidad de Antioquia, Luisa Fernanda Martínez, asegura que durante esta época los gastos se incrementan hasta en un 30%, por lo que debe haber un presupuesto.

“Tenga mucho cuidado con los gastos hormiga o el dinero de bolsillo, en ocasiones, estos pequeños gastos del día a día se convierten en una bola de nieve”, recalca.

La clave está en ahorrar, incluso un porcentaje de la prima y bonificaciones deben ahorrarse para lograr empezar el nuevo año con la tranquilidad de no haber generado, más deudas.

 



¿Qué opinas de esto?