Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Abuso sexual a menores; metástasis de una sociedad enferma

Los repudiables, sorprendentes y aberrantes casos de abuso sexual a menores de edad en Colombia, muchos de los cuales han terminado en asesinato, son una realidad, que lamentablemente va en aumento, y su incidencia no discrimina estratos, ni raza, ni color, ni etnia, pero sus...


Los repudiables, sorprendentes y aberrantes casos de abuso sexual a menores de edad en Colombia, muchos de los cuales han terminado en asesinato, son una realidad, que lamentablemente va en aumento, y su incidencia no discrimina estratos, ni raza, ni color, ni etnia, pero sus víctimas siguen siendo los más vulnerables e inocentes; niños y niñas, cuyo principal derecho; una vida digna, es violentado a diario.

De acuerdo a estudios sobre el tema, son múltiples causas las que desencadenan el abuso sexual infantil, entre las cuales existen factores sicosociales, socioculturales como el machismo por ejemplo, factores familiares como la desatención por parte de los padres, o falta de comunicación, entre otros, además, las conductas siguen perpetuándose ya que no hay sanciones serias para los responsables, delitos que desafortunadamente en su mayoría quedan en la impunidad.

Según manifestó en diálogo con #SalióElSol de LA RAZÓN.RADIO, el abogado cordobés Víctor Díz, y quien trabajó en la Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía, urge una mayor cultura y el rescate de valores en la sociedad actual, argumentó que si bien los comportamientos que maltratan y denigran a nuestros niños deben ser sancionados, es más importante aún trabajar en la prevención, educar en el respeto y sobre todo restituir la autoridad y control del Estado para la garantía de los derechos de los menores.

“Es aberrante que existan casos como un padre en un barrio subnormal de Montería, en donde años atrás pudimos comprobar que había abusado de sus nueve hijas, y su justificación es que se creía con derecho de hacerlo”, reveló el abogado.

Insistió en que son las madres y padres los primeros que deben velar por la protección de sus hijos, y en caso tal que haya algún indicio de maltrato o abuso, es el Estado, a través de sus Instituciones (ICBF, Policía, etc), quien debe intervenir y preservar los derechos de esos menores, antes que ocurra lo peor.

“Todos debemos ser responsables del bienestar de los niños, ante esto no se puede callar, y las autoridades deben actuar con premura y diligencia”; anotó.

Señaló así mismo, que la falta de tolerancia, respeto por el otro y control ha desencadenado que la sociedad en la que vivimos se deteriore día a día; lamentablemente el cambio no ocurrirá instantáneamente, afirma; “porque en Colombia, ya la enfermedad ha hecho metástasis”, pero es urgente educar desde casa, en el colegio y a todos los sectores, sobre la prevención de estos delitos, que crean un circulo vicioso, que condena a replicarse.

Recordó que ante un caso de abuso o sospecha del mismo, cualquier entidad del Estado está en la obligación de recibir la denuncia, y hacer el traslado correspondiente a la Fiscalía, para que los responsables sean castigados; “deben aplicarse penas serias, pero a la vez debe educarse para que los niños que mañana serán hombres no cometan los mismos delitos, de los que fueron víctimas”; concluyó.

Vea aquí la entrevista completa, por #SalióElSol, en LA RAZÓN.RADIO:



¿Qué opinas de esto?