Se sufrió, se guerreó y, en últimas, se logró un empate

Jaguares alcanza los 24 puntos y es octavo en la clasificación de la Liga Águila


Crónica. Desde tempranas horas en la ciudad de Montería se vivía un gran ambiente futbolero. La camiseta celeste del equipo cordobés se hacía muy común en medio de los monterianos. Pasadas las doce del mediodía se podía ser testigo de la alegría que se veía en los aficionados al dirigirse al estadio, donde estaban dispuestos a derrochar toda su energía para apoyar a su equipo. En las tribunas se podía percibir el anhelo de ver al felino rugir ante un rival tan difícil como lo era Santa Fe.

La ilusión se avivó desde muy temprano, cuando el capitán del equipo,  César Carrillo, enviaba al fondo de la red el balón, pasados los ocho minutos del encuentro. Todo el banco técnico lo celebraba, y la tribuna jaguarista reventaba de la emoción, el 1-0 los hacía soñar con el triunfo.

Sin embargo, un momento de descuido defensivo por parte de los locales, le permitía a “los cardenales” empatar el compromiso gracias a un tiro libre desde mitad de la cancha que Héctor Úrrego remataba de cabeza al minuto 22. El cuadro capitalino aprovechaba el bajón de Jaguares y cinco minutos después ya estaba cantando el 2-1 gracias a una esplendida jugada de Anderson Plata, quien recibe una habilitación de Perlaza, encara al defensa, engancha hacia adentro, y define, aunque el balón sale imperfecto, logra entrar al arco sin ningún problema.

El ambiente del partido se volvió tenso, los nervios en la afición se hacían notorios. Fue así como el árbitro se volvió una de las principales fuentes de inspiración para los cánticos nada alentadores y bastante agresivos por parte de la tribuna.

Se terminaba el primer tiempo, y el equipo se marchaba a los vestuarios. Los cordobeses gritaban y trataban de darle ánimo a su equipo. El popular “Sí se puede” no era la excepción dentro del repertorio del gran coro de aficionados del fútbol.

Ya en la segunda parte, Jaguares salía con otra idea de juego, más agresivo, más táctico, y con más deseos de buscar el empate, hasta que lo consiguió al minuto 63, por medio de Pablo Rojas, el atacante colombiano, una vez más estaba en el momento indicado dentro de la cancha, nuevamente el “7” del cuadro cordobés marcaba y, esta vez, con mucha categoría.

El tiempo transcurría, y algunos sectores de la grada mostraban su desconcierto con la terna arbitral, ellos tenían un enfrentamiento a parte. Aunque algunos cuantos lanzaban elementos al terreno de juego, el resto de la afición prefería seguir alentando a su equipo, y motivaban a los demás para que no recurrieran a ese tipo de agresiones.

Al final, se logró un punto en un partido muy difícil, en el cual Jaguares mostró una idea clara de buen fútbol, y donde la afición no aflojó en ningún momento. Ahora, los dirigidos por Huberth Boderth se preparan para ir a visitar al Atlético Bucaramanga este domingo a partir de las 4:00 de la tarde.



¿Qué opinas de esto?