Abril, lluvias mil y enfermedades también

Se acerca la primera temporada invernal del año, que trae consigo bajas temperaturas, propicias para la aparición de enfermedades respiratorias. Lo que más preocupa a las autoridades en salud, es qué, ya con las primeras...


Se acerca la primera temporada invernal del año, que trae consigo bajas temperaturas, propicias para la aparición de enfermedades respiratorias. Lo que más preocupa a las autoridades en salud, es qué, ya con las primeras precipitaciones, se han incrementado de manera importante las denominadas IRA, Infecciones Respiratorias Agudas.

Precisamente, y de acuerdo con el boletín epidemiológico más reciente del Instituto Nacional de Salud, en la semana 10 del año comprendida entre el 05 y el 11 de marzo de 2017, se notificaron 125 casos, de los cuales 102 (el 81,6 %) corresponden a pacientes con infección respiratoria aguda grave y 23 (el 18,4 %) a pacientes con enfermedad similar a la influenza, que sumados a las semanas anteriores registran 1.053 casos en total, durante el año.

Esta situación aumenta las consultas externas, en urgencias y la hospitalización, con lo cual la disponibilidad de camas en las Instituciones de Salud se reduce notablemente. A la fecha el mismo informe indica, 151 291 registros de consultas externas y urgencias por infección respiratoria aguda durante la misma semana, y 1.288.465 registros durante el año.

Del cuidado que se tenga frente a los síntomas, se pueden evitar complicaciones que requieran una atención mayor. A continuación se entregan una serie de recomendaciones para evitar la enfermedad y manejarla cuando ya se ha presentado:

Cómo mantenerse sano

Practique y mantenga hábitos higiénicos como el baño diario con agua y jabón; en especial el lavado frecuente de las manos después de ir al baño, antes de comer y después de estar en espacios públicos (Transmilenio, calle, cine).

Evite el contacto con personas enfermas y protéjase de cambios bruscos de temperatura.

Procure el consumo frecuente de frutas y verduras.

Mantenga los sitios comunes limpios y ventilados, evitando corrientes de aire. Aspire con frecuencia tapetes y cortinas para evitar el polvo.

Si ya se contagió

Identifique si tiene alguna enfermedad de riesgo que implique administración de medicamentos para tratamiento ambulatorio, previa prescripción médica.
Consuma líquidos apropiados y abundantes. En niños se deben dar fraccionados.

Repose y en lo posible permanezca en casa. No fume y evite exponerse al humo.

Cúbrase la boca al toser o estornudar y use tapabocas cuando vaya a tener contacto con otras personas. Evite permanecer en espacios reducidos con gran número de personas
Utilice toallas de papel para contener las secreciones respiratorias y bótelas a la basura después de su uso.

Esté atento a los síntomas o signos que requieren atención médica.


¿Qué opinas de esto?


error: Este contenido está protegido